Fat White Family, sin saber qué esperar de ellos

Una familia un poco extraña y bizarra como para llamarse familia. Son unos chicos de veinte y tantos años que a primera vista (y escucha) logran ofender. Con mucha curiosidad sobre cómo iba a resultar esta entrevista con Lias Saoudi, vocalista de Fat White Family, comenzó contándome sobre el jetlag cuando ya se encontraba en Londres después de viajar Estados Unidos, olvidando que se trataba de una entrevista. Siguió explicando cómo la diferencia de hora puede ponerte de muy malhumor y hace más fácil que te pelees con tus compañeros. El resto de la banda participó de la conversación gritando a lo lejos y emitiendo sus comentarios… ¡peculiares personajes!

¡Hola!
¡Hola! ¿Qué tal? Tengo un jetlag impresionante… es increíble cómo estas cosas te pueden poner mal… (se escucha un suspiro muy profundo). Estábamos en la costa oeste y ahora estoy en la fría y triste Londres. Estamos todos aquí, no podemos dormir y estamos cansadísimos…

Pero les fue muy bien en el 2015, estuvieron en el show de Letterman y dieron una gira por Estados Unidos…
Desde afuera puede parecer así, pero por lo menos yo no lo sentí de esa manera… me sentí miserable la mayor parte del tiempo. Hicimos un montón de cosas, en ese sentido fue muy bueno. Pero del otro lado fue muy duro, muy cansador, lleno de abusos, con muchas frustraciones y todo eso. Sí, tenés razón, estuvimos en el show de Letterman, pero aparte de eso, todo el tiempo fue terrible.

¿Me podés contar sobre la parte miserable?
Creo que es como que se impone una intensa tensión en tus relaciones, sobre todo cuando hay muchos tipos de químicos en medio… pasas mucho tiempo en la parte de atrás de una van, para hacer siempre lo mismo, y cuando estás de gira eso se extiende por un tiempo bastante largo. Así fue que nos dejó uno de nuestros guitarristas… La mayor parte del tiempo no cobramos porque nos estafan. Es como que te exprimen hasta dejarte seco.

Y con todo esto, ¿cómo está el humor en la familia ahora?
Ehmmmm… (extiende la pregunta a sus compañeros)… hey, ¿cómo está nuestro humor ahora?… (se escuchan algunas palabras)… creo que estamos pensativos, meditabundos. Yo estoy en el nivel 4 de pensatividad, pero creo que Adam que está aquí a mi lado está en el nivel 14. Está tan pensativo que no me hace caso.

En el video de “The Whitest Boy in the Beach” se ven como unos tarados carniceros Nazis… fue esa la intención o qué pasó?
Creo que no estamos inventando nada nuevo, no estamos lavando ningún cerebro, ni haciendo ninguna publicidad mostrando algo que no somos. La estética de ese video es más bien una onda que nos gustó y la usamos ahí.

¿Son así como se ven en vivo?
En el escenario somos mucho más indisciplinados. Cada uno está concentrado en su parte. Intentamos usar uniformes en las giras, pero no duraron más que un solo show, después estaban rotos o desaparecieron. Seguramente vamos a intentarlo de nuevo.

Viendo los shows y leyendo sobre ustedes, puedo decir que sos el corazón de la banda y el cable a tierra…
¡Claro que sí! Estoy de acuerdo con eso aunque a mis compañeros no les gusta la idea. Sin mí, estos chicos estarían muertos!

Tienen un disco que salió hace poco, “Songs for our Mothers”, ¿qué expectativas tienen?
No sé, creo que voy a dormir unos días. En serio, perdón por ser tan sincero pero tan rápido como está terminado deseo que todo termine tan rápido como sea posible. Vamos a estar de gira y creo que vamos a ir a Sudamérica, sabemos que hay muchos festivales ahora por allá… creo que eso me gustaría mucho

Creo que podría llegar a gustarte por aquí, todos dicen que somos más alocados que en el resto del mundo…

Sí, escuché eso también. Creo que me gustará. Dicen que son más apasionados y que saben hacer mejores chistes.

¿Cuáles la reacción de la gente hacia el nuevo disco?
No me importa mucho: hay gente a la que le gustó, otra a la que no, y otra que lo odió. Intento no leer esos comentarios porque que no ayudan, así que no me importa.




There are no comments

Add yours