https://i0.wp.com/britnoise.net/wp-content/uploads/2019/02/Interpol.jpg?fit=1050%2C775

Sam Fogarino de Interpol: “Un rock sin guitarras es muy posible”

Asunciónico 2019 traerá consigo a numerosos grupos internacionales, siendo Interpol, uno de los actos que más se destacan en este multicultural line up de estilos, que se presentarán durante los días jueves 28 de marzo y martes 2 abril en el Espacio IDESA.

Previo a su segundo desembarco en Asunción, Sam Fogarino, baterista de Interpol, ofreció una entrevista con Brit Noise, de cara al regreso de la banda a Paraguay. Interpol, junto a bandas como: The Strokes, She Wants Revenge, Yeah Yeah Yeahs, The Walkman, o LCD Soundsystem, fueron a inicios del Siglo 21, lo que alguna vez fueron: The Ramones, Talking Heads, Blondie y Television, en los años setentas, cuando revivieron una disecada escena musical
neoyorkina.

El músico nos comentó acerca de aquel primer encuentro con sus fans paraguayos en 2015, como también de sus inicios con Interpol y de la situación de las bandas actuales que habitan la Gran Manzana.

– ¿Qué recuerdos tenés de aquella primera visita a Paraguay?, lo bueno y lo malo.
No tengo malos recuerdos, estuvimos ahí por muy poco tiempo y nunca pensamos que iríamos ahí a dar un show. Fue emocionante, no solo poder conocer, sino también tocar nuestra música. Fue una gran experiencia, recuerdo que comí mucho (risas) y estuvimos, no recuerdo la zona, pero nos quedamos en un lindo hotel, que tenía un balcón donde se podía ver todo lo que acontecía alrededor de la ciudad, era hermoso. Espero volver ahí.

 

– ¿Ese balcón tenía una piscina?
Sí, tenía una piscina.

– Hay muchas leyendas sobre lo que sucedió esa noche, con todas esas bandas en el hotel, antes de los shows.
¿En serio?, habrá sido por la emoción de estar ahí (risas).

– Hablemos de este último álbum, y no necesariamente de la música, sino del arte de tapa, la misma es toda negra, pero tiene un espacio en blanco al dorso. ¿Es para firmar autógrafos?
(Risas) ¿Sabés qué?, funciona muy bien! (risas), no estaba pensado para recibir autógrafos, fue una idea gráfica, pero es muy gracioso ver a la gente llegar con el disco y que te pidan que le firmes en la parte en blanco, funciona.

– ¿Firmando autógrafos es la única forma de vender discos en estos tiempos del Internet?
Me pregunto lo mismo, yo me asombro cuando viene gente, antes o después del show, con discos para que les firmes. Porque no sólo lo compraron, también lo tienen consigo todo ese recorrido, yendo en contra a cómo funciona el mundo en estos días, se ve tan pasado de moda y me encanta, porque hay gente que sigue comprando discos, sin importar lo que se diga.

 

– Todo esto deriva a que el negocio hoy, más que nunca, está en los shows en vivo y no en vender discos.
Para bandas como Interpol y otras pequeñas, siempre fue igual, no somos una banda que vende discos, a diferencia de las grandes estrellas del pop. Llegó a haber una cantidad decente, pero eso ya fue. Si no estuviera de gira, no estaría generando ni un centavo.

 

– ¿La banda sigue viviendo en New York?
Sólo Paul y Daniel, yo vivo en Georgia, a las afueras, en un pequeño pueblo, donde está la Universidad de Georgia, a dos horas de Atlanta.

– Pero siendo oriundo de New York: Interpol, The Strokes, Yeah Yeah Yeahs, LCD Soundsystem, todos salieron del under, que hoy muchos dan por muerto por la gentrificación y lo sucedido en el 9/11, ¿vos cómo ves la escena musical en New York?
La banda estuvo girando con Sunflower Bean y ellos son de New York y hacen rock and roll. Ellos son la prueba de que el rock sigue bien vivo, pero es mucho más difícil en estos tiempos, recibir atención en New York, porque hay muchas bandas, más de los que éramos a inicios del 2000, pero la ciudad ya es otra cosa ahora. El underground se encuentra “deeperground” (más profundo abajo), no puedo imaginar lo que debe costar hoy en día ganar popularidad desde ahí. Siempre fue difícil y hoy parece imposible.

 

– ¿Leíste el libro “Meet me at the Bathroom” de Lizzy Goodman?
Sí, lo leí.

– ¿Y coincidís en que tu generación fue la última ola importante de bandas que salieron de New York?
Si te fijás en la escena musical neoyorkina, a través de la historia, siempre hubo esos momentos de incertidumbre. A finales de los sesentas, estaban los The Velvet Underground con Andy Warhol, 10 años después, nació la escena Punk, luego en los ochentas, creció la popularidad de Blondie, Talking Heads y otras bandas de esa naturaleza. Luego en los años 2000: The Strokes, Interpol, TV On The Radio, YYYs y LCD. Creo que cada generación tiene que saber cómo redefinir su momento y representar lo que acontece en la ciudad y tendremos que esperar a que eso suceda de nuevo, tengo esperanzas, por algo el rock and roll es lo que es.

 

– Sos optimista entonces.
Totalmente.

– Interpol se destaca por tres cosas: el bajo, la batería y su gran voz. La música que hoy está de moda se enfoca en esos mismos tres elementos. ¿Pensás que hay un futuro en el que el Rock n Roll se escuche sin guitarras?
Creo que sí, porque el rock and roll es actitud y una secuencia de notas. Si la canción es buena funciona, no importa mucho la instrumentación, vale más la actitud y cómo lo encaras. Y voy por ese lado, no son sólo las guitarras, aunque siempre fue así. Mirás el caso de gente como Neil Young, él también se movió por otras áreas porque le gusta hacer diferentes sonidos y sigue siendo Neil Young. Si el tema está bueno, no importa que instrumentación tenga. Pero dicho eso, la guitarra es la guitarra y es la única que puede hacer lo que hace.

 

– Con el primer disco, “Turn on the Bright Lights” (2002), muchos pensaban que tenían toda la idea de lo que era Interpol y el sonido fue cambiando en cada álbum. ¿No te molesta que la gente siga pensando en ese disco?, como con The Strokes y su “Is this It?”, muchos siguen esperando otra cosa como esa, siendo que fue lo primero.
Y te lo vuelvo a decir, si mirás en la historia, muchos no pudieron superar el primer disco de Led Zeppelin, pasó lo mismo con The Cars a finales de los setentas, pero nosotros nos sentimos muy afortunados, porque tu primer esfuerzo sigue siendo muy reconocido, eso nos dio el respeto y nos ha ayudado desde entonces y por eso estamos agradecidos. Hicimos ese disco y estamos muy orgullosos, son canciones que encajaron y muchas de ellas seguimos tocando y mientras la banda y la audiencia no se cansen, no podría estar más feliz.

 

– Poco más de 20 años ya tiene de Interpol, ¿te acordás del primer show?, ¿pensaste que esto podría funcionar?
No tenía idea (risas), toqué muy mal, me sorprendió que no me hayan rajado cuando me uní a ellos, la cagué muy mal en varios temas (risas). Pero me dije, si esto dura un par de años más, algo podría pasar, pero fue mucho más de lo que esperé al momento de unirme al grupo. Porque eran muy buenos y tenían bien clara la dirección que querían llevar y subir a otros niveles, como es lanzar un disco e ir de gira, porque de eso se trata una banda y eso es difícil de combinar. Muchos no quieren enfocarse en ser una banda y sacrificarse, pero aquí era todo o nada, por lo que sabía que iba a ser algo especial, pero nunca imaginé que 20 años después estaría hablando contigo.

 

– ¿Última pregunta, ¿qué álbum te influenció más en tu carrera como músico?
Wow, es muy difícil reducir a un solo álbum, pero creo que Pixies es la banda que probablemente me hizo ver que “yo también puedo hacer eso” y no solo su sonido, sino su interpretación del rock, era increíble para mí. Diría que Pixies se refleja mucho en todo lo que hago.

 

Interpol llegará por segunda vez a Paraguay, esta vez como parte del tour “Marauder” que promociona el álbum del mismo nombre.




There are no comments

Add yours